Datos personales

Mi foto
Banfield, Buenos Aires, Argentina
Amo la actuación y me encanta fotografiar.

13 mar. 2009

¿Qué es verdadero y qué es falso?
¿Lo que vemos a simple vista es verdadero?
¿Podemos confiar en lo que escuchamos?
¿En qué decidimos creer?
¿Es verdadero lo que se ve y falso lo que no se ve o al revés?
¿Alguna vez vieron a alguien hacer un papelón por lo que siente?
¿Alguna vez ocultaron lo que sienten por miedo al papelón?
Muchos compran gato por liebre y se dejan llevar por las apariencias, pero hasta una pajuerana sabe que las apariencias engañan ¿no?
Es mucho más fácil dejarse llevar por las apariencias y vivir en la mentira. No todo es lo que parece ni todo lo que brilla es oro, eso también deberían saberlo. Mucho brillo hay y muy poco oro. Algunos se terminan creyendo las apariencias y así viven… aparentemente viven. Pero vivir de verdad es otra cosa, amar de verdad es otra cosa. Hay que saber mirar muy bien para ver de verdad a la gente, para ver su esencia, y no su apariencia. A veces el que parece un santo es un demonio, y el que parece un demonio es un santo. A veces lo que brilla de verdad es una baratija y el oro, el oro de verdad, no brilla. Las apariencias no logran engañar. Dejense llevar por las apariencias, van a terminar más desorientados que chancho en departamento. Lo esencial es invisible a los ojos, pero igual se ve. Hay que abrir los ojos para ver que la verdad no siempre es la apariencia. Muchos venden gato por liebre, pero si vos viste una liebre de verdad ¿quién te va a engañar? Ah por ahí es la primera vez que estás con una liebre después de frecuentar tanto gato ¿no? Pero esto no es un papelón. Papelón es vender country por campo, césped artificial por pasto. Si alguna vez viste lluvia en un día soleado no te podes dejar engañar por el chorro de una manguera. Eso es un papelón.

No hay comentarios: