Datos personales

Mi foto
Banfield, Buenos Aires, Argentina
Amo la actuación y me encanta fotografiar.

5 dic. 2008


Uno tiene que aceptar las vueltas de la rueda de la fortuna, como en el tarot. Cada día lo sigue su noche, cada llanto una sonrisa... y a cada nacimiento una muerte.
Hay que celebrar las bodas con muchas sonrisas y una lágrima. La sonrisa es para la buena ventura y la lágrima para acordarnos que la vida no es eterna.
En los funerales hay que llorar con muchas lágrimas y una sonrisa. La sonrisa para acordarnos que en la vida todo es una rueda, que lo que nace, nace para morir, y lo que muere, muere para nacer.
Pero no hay que ir a las bodas pensando en funerales, ni a los funerales pensando en bodas.
A la vida hay que aceptarla como es, con su día y su noche, con su llanto y su sonrisa, con sus bodas... y sus funerales.



No hay comentarios: